jueves, 10 de julio de 2008

Sida y Bioética




El SIDA es una enfermedad conocida desde hace relativamente poco tiempo (los primeros diagnósticos se producen en la década de los años 80), que es producida por el VIH. El mecanismo de transmisión del VIH es muy parecido al de la Hepatitis B, produciéndose mediante dos vías: parenteral y sexual. La infección por VIH (que es diagnosticada mediante la detección de anticuerpos anti-VIH y del propio virus en el suero de los pacientes) es la primera de varias fases de la evolución de la enfermedad, y no es hasta el transcurso de varios años, en la mayoría de los casos, cuando se van manifestando las siguientes fases de la enfermedad, con una serie de manifestaciones clínicas inequívocas propias del llamado “Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)”. (1)


Un aspecto importante a destacar a propósito de la relación del personal de Enfermería y auxiliares con los pacientes VIH+/SIDA, y que en gran parte influye en el estrés de dicho personal, es el miedo a contagiarse. Según Rosse (2), el temor del personal sanitario a contraer el SIDA se relaciona con mayores grados de ansiedad y concluye que es necesario incrementar la disponibilidad de información a dicho personal.


1 Angeles Merino Godoy. Actitudes y Conocimientos de profesionales de Enfermería sobre el paciente VIH+/SIDA. Scientific Electronic Library Online 2004.
2 Rosse RB. Reactions of Psychiatric staff to an AIDS patient. Psychiatry 1985; 142:523.

DISCRIMINACIÓN: FORMAS MÁS FRECUENTES

• Detección obligatoria

• Violación de confidencialidad

• Despido

• Estigmatización pública

• Maltrato físico y emocional

• Violencia y crímenes

• Negación de atención

- Urgencias
- Internación
- Operaciones
- Tratamientos

• Negación de incapacidades y pensiones

• Negación de servicios funerarios


DISCRIMINACIÓN-FORMAS: EMPRESAS PRIVADAS

• Laboral: Detección obligatoria, Violación de la confidencialidad, Despido.

• Aseguradoras: Detección obligatoria, Negativa de pago.

• Medios de comunicación: Estigmatización pública, Distorsión de la información, Reforzamiento de prejuicios.

· Instituciones educativas: Detección obligatoria: ingreso, Expulsión – Negación de servicios.


• Funerarias: Cremación obligatoria / tarifas abusivas, negación de servicios.

DILEMAS ÉTICOS


Sin duda, el SIDA es uno de los problemas mundiales de salud más complejos en el mundo. No sólo por su difícil manejo y complicado pronóstico, sino por la polémica que genera en la sociedad.


Los factores que influyen en el rechazo social que pueden sufrir estos pacientes, se relacionan con: la posibilidad de contagiarse de esta mortal enfermedad; el estilo de vida que llevarían los afectados y/o la “culpa” que puedan tener en su contagio.


PRINCIPIOS


· AUTONOMÍA


Todo paciente tiene derecho a decidir someterse voluntariamente a pruebas diagnósticas, exámenes y/o tratamientos. Sin embargo, cuando la vida de otra persona esta en riesgo de contagio (principalmente pareja / hijos), debemos velar porque el paciente cumpla con su tratamiento para no contagiar a más personas.

El grado de rechazo social que se genera en estos pacientes, la irresponsabilidad y la poca toma de conciencia lleva a que algunas personas contagiadas con el VIH, ni siquiera aceptan realizar las pruebas diagnósticas, lo que significa un peligro de contagio para las futuras o actuales parejas del paciente. En este punto es muy importante el apoyo y confianza que podamos ofrecerle y asegurarnos de que siga un adecuado tratamiento y estilo de vida.


El paciente tiene toda la libertad para decidir si participa o no en ensayos clínicos donde se utilicen tratamientos nuevos, estudios o pruebas diagnósticas.


· JUSTICIA


Todos los pacientes diagnosticados con el VIH, tienen derecho a un tratamiento médico que les permita aumentar su calidad de vida durante la enfermedad. Esto significa que, sin importar el estilo de vida, la forma de contagio o el lugar de donde provenga el afectado, los pacientes recibirán la terapia adecuada para su etapa de la enfermedad, incluyendo fármacos, exámenes de laboratorio, consultas y hospitalizaciones.


· BENEFICENCIA


Por otro lado el apoyo y contención familiar debería ser adecuado en casos de SIDA, ya que es parte fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes, sin embargo nos encontramos ante un total aislamiento que deja al paciente prácticamente sólo ante su situación y que muchas veces empeora su estado de salud.


· NO MALEFICENCIA


Por ningún motivo se debe faltar al secreto profesional dentro del área de servicios de salud, es decir, se debe conservar la privacidad y anonimato del diagnóstico, ni divulgar la información.


Debemos proteger al paciente de todo tipo de discriminación social, laboral, familiar e incluso dentro de los servicios de salud.


En cuanto a investigaciones, los pacientes deben ser respetados y en ningún caso se debe experimentar con los pacientes poniendo en riesgo su vida.

CONCLUSIÓN

Nuestra labor como profesionales de la salud consiste en proteger, apoyar y educar al paciente con SIDA y a su familia, para proporcionarles una mejor calidad de vida a los pacientes. Asegurarnos del correcto manejo de la información privada en nuestros servicios de salud, participando en comités de bioética si es necesario; rechazar cualquier tipo de discriminación hacia los pacientes por parte del personal de salud y realizar los procedimientos correspondientes en caso de comprobar una actitud o acción de tipo discriminatoria.


No hay comentarios: